martes, 19 de abril de 2011

GALEGOS

Ruth Matilda Anderson-Feira-Porco no carro-Betanzos 1926


      Hoxe no mostrador da librería había unha morea de libros de Paul Preston. Cando lía a contraportada dun deles, Manola, unha das persoas que  amablemente atende  aos que alí imos, díxome que en España a Historia sempre a tiñan que contar os de fóra. É verdade, que seríamos sen a memoria que nos  trasmiten Malraux, Heminway, Hugh Thomas ou o mesmo Preston, pois simplemente  persoas cun pasado que, salvo excepcións,  nos venden permanentemente os que se aproveitaron del.

      Estes intelectuais e investigadores  pertencen a outras linguas e outras culturas e gracias ao seu traballo podemos reconstruir dun xeito claro o noso historial colectivo.

      A Historia dos galegos é  dura e correosa, difícil de agradar ós  sensibles  padais, por iso os nosos intelectuais nola presentan a miudo envolta en poesía, humor ou mesmo musicada

Foto Ruth Matilda Anderson
      
Ruth Matilda Anderson foi unha desas persoas ás que debemos unha imaxe nidia do noso pasado. Entre 1924 e 1926 viaxou por Galicia facendo fotografías de gran calidade para a Hispanic Society of América de Nueva York, que xunto cunha ampla documentación recollida, conseguiu plasmar unha imaxe moi realista da sociedade galega desa época: O mar e o campo, as vilas e as cidades, os nenos e os adultos…As fotografías desta viaxe expóñense na Sede da Fundación Caixa Galicia, en Santiago, ata a primeira semana de xuño.

   
  A mostra ofrécenos a posibilidade de viaxar a un pasado non tan lonxano e coñecer a vida cotiá das nosas xentes que ollada  dende a  modernidade non nos é tan allea como pensamos.





lunes, 4 de abril de 2011

EL MAESTRO CAYETANO


        Esta tarde después de una larga conversación con un grupo de amigos me paso a revisar la actualidad con la lectura de una serie de informaciones y artículos periódisticos,  lo que hace que me detenga en uno sobre  la tradición de la intolerancia en España.

        Las acertadas consideraciones del articulista y escritor Javier Cercas, traen a mi memoria la historia de Cayetano y el devenir  que ha dejado como herencia el tipo de sociedad en la que hoy nos toca vivir.

      Cayetano Ripoll  era Maestro en Ruzafa, un pueblo de Valencia. Se había enfrentado  a los franceses cuando invadieron España y  prisionero pasó varios años en el país vecino. Allí conoció las ideas de la Ilustración, la libertad de pensamiento y los libros de los más ilustres pensadores como Voltaire, Rousseau o Montesquieu. En su trabajo diario educaba a los alumnos conjugando la fe y la razón. Por eso fue denunciado  ante el Tribunal de la Inquisición (Junta de Fe) por liberal.

         En el proceso, al que no se le permitió  asistir, fue objeto de varias acusaciones como las de  no ir a misa, no enseñar el catecismo, rezar a Dios y no a la Virgen María y fue  condenado a muerte. La Junta de Fe llevó a Ripoll al patíbulo en la primavera de 1826 con el respaldo del Ministro de Justicia Francisco Tadeo Calomarde. Dado los tiempos que corrían se ejecutó la sentencia en la horca  y no en la hoguera como era tradicional, siendo representada ésta por un barril con unas llamas pintadas en el que se introdujo su cuerpo para ser luego incinerado en  el edificio de la Inquisición.

       Cayetano Ripoll fue la última víctima del Santo Oficio y su muerte causó un gran impacto en Europa ayudando a engrandecer la Leyenda Negra.

La Inquisición: Diego Rivera
                                                     
       La Inquisición Española es tan antigua como el Estado, siendo creada por los Reyes Católicos en 1478. Durante casi 400 años,  salvo cortos periodos  propiciados por los gobiernos liberales,  instauró un régimen de terror y control del pensamiento con miles de víctimas quemadas en las plazas públicas en los solemnes Autos de Fe en  los que participaban los ciudadanos escupiendo, insultando y arrojando toda clase de objetos a los reos que, disfrazados con el sambenito y el capirote, eran luego sacrificados en la hoguera. Sus chillidos  traladaban los cerebros de los asistentes que quedaban así inmunizados ante cualquier veleidad renovadora.

       El Santo Oficio ha  sido una medida muy  eficiente para el control del pensamiento. Ya en 1502 mediante una Pragmática los Reyes Católicos establecen un control sobre la entrada de libros y las publicaciones quedan supeditadas a la concesión de licencias. A partir  del primer Índice de Libros Prohibidos  en España (1551)  los más insignes escritores quedan excluidos: Bocaccio, Dante, Luis Vives, Voltaire, Rousseau … y condenados a muerte todos aquellos que osaran  leerlos.

       Aunque la Inquisición fue abolida  el 15 de julio de 1835, de nuevo  la unión de la Cruz y la espada cien años después (La Cruzada), además de cientos de miles de exiliados, ha poblado de tumbas los cementerios,  carreteras y bosques de España  y muchos cuerpos enterrados a lo largo y ancho del país siguen sin ser localizados salvo los recuperados por la ARMH.

       "La intransigencia en España sigue presente en nuestra sociedad y por tanto  en muchas instituciones. Nuestra fastuosa tradición de intolerancia se manifiesta a diario  y sin tolerancia no hay civilización, ni libertad ni democracia, porque la democracia es sólo la manifestación política de la tolerancia. La  libertad y la civilización no se aprenden en 40 años".